Volver a Servicios

Desinfección de vehículos

La aplicación de gas ozono en el interior del vehículo consigue desinfectar el ambiente y superficies a través de vía aérea, eliminando virus, bacterias y cualquier tipo de olor en pocos minutos.

El ozono es, en definitiva, un método de desinfección ideal para aplicarlo, además de en coches particulares, en taxis, ambulancias, autobuses, trenes, aviones, coches policiales y demás transportes colectivos.

De esta manera, se mejora el confort y la higiene ambiental previniendo todo tipo de enfermedades contagiosas, además. Esto se debe a que el gas ozono mediante contacto desinfecta sin distinción contra todos aquellos microorganismos que se cruzan por su camino.

Para que un coche quede "reluciente" por fuera y por dentro, el cañón de ozono se encarga de la parte interna del automóvil, puesto que elimina los olores y a deja un espacio libre de microorganismos.

El tratamiento con ozono asegura un acabado final excelente en la limpieza de los coches. Es muy aconsejable sobre todo para vehículos con niños, profesionales de la alimentación, fumadores, y para conseguir una desinfección en condiciones cuando se transporta animales.